4 razones por las que la palabra «tonificar» debe morir

«Tonificada»: esta palabra lo invade todo, desde las portadas de las revistas de fitness para mujeres hasta las publicaciones de «fitspo» en las redes sociales. Es hora de hacer que desaparezca.

4 razones por las que la palabra «tonificar» debe morir

Es casi imposible buscar algo relacionado con el fitness femenino sin encontrar la palabra «tonificar». Las revistas, los anuncios de televisión, las clases de fitness en grupo y los libros de dietas afirman que ayudan a las mujeres a conseguir esos «brazos tonificados y sexys».

No puedo saber ya cuántas veces he escuchado a una amiga decir: «Me gustaría que mis brazos estuvieran más tonificados».

Aunque entiendo lo que quieren mis amigas y lo que venden los anunciantes, me molesta que las mujeres se sientan incómodas utilizando la palabra «musculoso» para describir sus objetivos. Me pregunto cuándo y por qué la palabra «tonificar» ocupó el lugar de «músculos más grandes» y «menos grasa corporal».

«¿Cuál es el problema?», te preguntarás. «Al fin y al cabo, es sólo una palabra«. Bueno, las palabras tienen un significado, y creo que la palabra «tonificar» transmite información errónea y apoya los estereotipos. Se ha convertido en la abreviatura de algo que no existe y ha sustituido a adjetivos más precisos.

Así que, aquí hay cuatro razones por las que la palabra «tonificar» necesita irse de paseo:

1. Es una cosa real que hacen tus músculos

A pesar de su definición generalizada como «algo que las mujeres quieren que parezcan sus brazos», el significado real del tono muscular tiene un significado biomecánico. El tono muscular, o tonicidad, es lo que los científicos del ejercicio y los expertos en fitness utilizan para describir la contracción continua de los músculos. En otras palabras, los músculos están siempre ligeramente tensos. Así que, técnicamente, cuanto más «tonificados» estén tus músculos, más contraídos estarán.

Esta contracción continua es necesaria. En primer lugar, la tonicidad te ayuda a mantenerte erguido y equilibrado. También ayuda a tus músculos a estar preparados para cualquier tensión reactiva que deban realizar. Por ejemplo, si vas caminando por la acera y tropiezas con una grieta, tus músculos se tensarán y tu cuerpo trabajará para mantenerte erguido sin que tengas que decírselo conscientemente. Eso es mucho mejor que caer de bruces sobre el pavimento.

El tono también ayuda a mantener los músculos calientes, firmes y sanos.

2. Es limitante

Utilizar la palabra «tonificado» en lugar de «musculoso» para describir un objetivo o el cuerpo de una mujer refuerza la noción de que si una mujer levanta más de una mancuerna de 2,5 kilos, de alguna manera se parecerá a Hulk Hogan, bigote incluido.

hulk hogan

Hulk Hogan viendo cómo tonificas

Las mujeres no tienen los niveles de testosterona necesarios para construir la cantidad de músculo que, por ejemplo, tiene un culturista masculino. Una de las pocas excepciones es la culturista profesional, pero ella pasa años construyendo y esculpiendo su físico, y también utiliza ayudas hormonales.

El uso de la palabra «tonificar» también refuerza el concepto de que hay una forma específica de que las mujeres deben tener un aspecto. No estoy seguro de haber oído nunca a un hombre utilizar la palabra «tonificar» para describir su cuerpo o su físico objetivo. ¿Por qué a los hombres se les permite ser «musculosos» o «fornidos» y a las mujeres sólo se les permite ser «tonificadas»? No hay ninguna razón legítima para que las mujeres se vean limitadas en sus objetivos o en el lenguaje que utilizan para describir esos objetivos.

3. Es una táctica de marketing

Los programas de ejercicio en grupo centrados en las mujeres, como pilates, pole dancing y Zumba, ofrecen «tonificación total». Estas clases se han hecho populares porque juegan con la idea de que las mujeres no pueden hacer los mismos ejercicios que los hombres. Se dirigen a las mujeres que no se sienten cómodas levantando pesas y que creen que la única forma de adelgazar es hacer grandes cantidades de ejercicio cardiovascular.

En realidad, si quieres que tus brazos tengan forma -es decir, que se vean tus bíceps y tus hombros-, sentarte en una bicicleta estática no va a ayudarte a conseguirlo.

Ahora bien, no estoy diciendo que las clases de ejercicio en grupo no puedan ser efectivas. Pero podría ser imprudente asumir que funcionarán tan efectivamente como el entrenamiento con pesas. Las clases como Zumba son básicamente cardio. No me malinterpretes: El cardio puede ser estupendo para perder grasa, pero si no tienes ningún músculo en los brazos, flexionarlos no te ayudará a lucir ese «tono».

El cardio es una parte esencial de un programa de ejercicio saludable -el corazón es un músculo, después de todo-, pero no cometas el error de pensar que tus entrenamientos sólo de cardio te darán esos hombros bien formados.

4. La sabiduría convencional sobre «cómo tonificarse» es errónea

Las personas que quieren aprender sobre el entrenamiento contratan a un entrenador o recurren a los medios de comunicación para que les ayuden. Probablemente por eso estás en este sitio y leyendo este artículo. Nadie lo sabe todo sobre todo, y los principiantes no saben nada -todos hemos pasado por eso-, así que no tenemos más remedio que buscar conocimientos y experiencia en otra parte.

El problema es que los artículos de gran alcance que se pueden consultar a menudo dicen a las mujeres que no levanten peso para evitar desarrollar un «exceso» de músculo. Otros artículos dicen a las mujeres que hagan curl de bíceps con mancuernas de 1 kg.

Artículos como esos razonan que, dado que las mujeres no quieren ser musculosas, no deben usar pesos pesados. En su lugar, los autores sugieren que las mujeres utilicen pesos superligeros durante al menos 15 repeticiones, o que entrenen utilizando sólo su peso corporal. En teoría suena bien, pero en realidad no podría estar más equivocado.

La masa muscular es lo que hace que los brazos, los hombros y los glúteos se vean firmes y bien formados. Pero, para ver la forma de los músculos en tu cuerpo, primero tienes que desarrollarlos. Aumentar la masa muscular no es una tarea fácil; requiere mucho trabajo duro y una gran resistencia.

Claro, hay levantamientos, como la elevación lateral, que pueden ser difíciles incluso con mancuernas pequeñas. Y si alguna vez has hecho una clase de yoga, sabes lo pesado que puede resultar el peso de tu cuerpo. No siempre tienes que coger el peso más pesado posible, pero tus sesiones de levantamiento tienen que ser duras. Si estás levantando un peso tan ligero que parece que estás sujetando un mando a distancia, no verás resultados.

Lleva algún tiempo acostumbrarse al dolor y a la tensión que se producen en los músculos al levantar, pero sigue adelante. Funcionará.

Poner más músculo en tu cuerpo también te ayudará a adelgazar. Tener más masa muscular aumenta tu nivel de actividad metabólica. Se necesita mucha energía extra para mantener esos músculos trabajando, por lo que realmente quemarás más calorías a lo largo del día.

Pónganse cachas, señoras

No sé si hay algo más liberador o más empoderador que ser fuerte y dejar de lado cualquier noción preconcebida sobre cómo se «supone» que debes lucir. Tu cuerpo es tuyo para darle la forma que quieras y hacer que funcione como tú quieras.

Si quieres unos glúteos más firmes, unos hombros más caídos y un cuerpo más esbelto, entonces haz pesas como un animal. Deja atrás la palabra «tonificado» y construye un cuerpo digno de diosas griegas.

Palabras que puedes utilizar en lugar de tonificado:

  • Musculosa
  • Buff
  • Moldeado
  • Desgarrado
  • Envasado
  • Esbelto
  • En forma
  • Firme
  • Apretado
  • Apilado
  • Brawny
  • Fuerte
  • Definido
  • Mamadísima

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *