Blog

5 consejos de nutrición para el invierno

5 consejos de nutrición para el invierno

Hoy daremos unos consejos de nutrición para el invierno. ¿Pero aún no queda mucho para el invierno? Sí y no, ahora explico, un momento que tenemos que pasar al título:

5 consejos de nutrición para el invierno

Es posible que pienses que aún queda mucho para el invierno pero, creo que no estamos hablando solo del clima, sino de tu dieta. ¿O acaso no es verdad que estás a punto de empezar tu temporada de volumen? O tal vez ya estés en ella.

¿Es el invierno la temporada de «aumento de volumen», o simplemente has ganado grasa durante las vacaciones y has tirado la toalla para mantenerte definido? Aumentar el volumen durante el invierno ya no es la tendencia, o eso dicen. Los culturistas se están informando mejor sobre las investigaciones en curso para ganar masa muscular magra de forma adecuada, sin ganar casi grasa.

Tiendo a creer que la mayoría de la gente se beneficiaría si dejara de lado la dieta dura y se tomara las cosas con calma durante un par de semanas; le hace bien a las glándulas suprarrenales. Pero la mayoría de la gente entrenará más duro antes y durante las vacaciones para compensar la mayor ingesta de calorías, golpeando duro a las suprarrenales. En realidad mi opinión es que no hay que ver la temporada de invierno como una fase de aumento de peso, sino como una fase de relajación. Sin considerar la posibilidad de reservar una plaza de aparcamiento permanente en McDonald’s, hay que limitarse a lo básico. Este puede ser el mejor momento para probar alguna comida nueva. Así que empezamos con estos 5 consejos de nutrición para el invierno:

Restaura tu sistema inmunológico

Para los que viven en zonas de clima frío, coger la gripe es prácticamente inevitable. El hecho de encerrarse en sitios cerrados es tormenta perfecta para compartir los microbios que causan la gripe. Además, la ingesta constante de alimentos que la mayoría de la gente hace cuando se va de bares deteriora su sistema digestivo. El sistema inmunitario se acumula principalmente en el intestino. Una buena salud es el reflejo de un intestino sano.

El mejor constructor del sistema inmunológico es un buen probiótico. En lugar del yogur más común que suele estar lleno de azúcar, yo optaría por la leche de cabra o el yogur griego enriquecido con probióticos. La glutamina, tomada como suplemento, será de gran ayuda. Uno de los mejores trucos que uso para vencer el infierno de un resfriado es tomar 5g de glutamina cada hora cuando siento que un resfriado se acerca. Reparará el intestino.

En PBO tenemos las mejores glutaminas del mercado. Haz clic aquí para ver el catálogo.

Cuando las bacterias entran en el intestino, el periodo de incubación puede ser de hasta cinco días hasta que se hacen fuertes e invaden el resto del cuerpo para causar los temidos síntomas de la gripe. Reparar el intestino en el proceso hará que la homeostasis del intestino vuelva a estar a la altura y ayudará a vencer los síntomas en la mitad de tiempo.

Come alimentos diferentes

Seguimos con los consejos de nutrición para el invierno. Dado que la mayoría de la gente sigue la misma dieta una y otra vez con los mismos alimentos, aprovecha esta época del año para cambiar las cosas. Cambia las comidas de pollo y arroz por filete mignon y puré de coliflor (no sé que es el filete ese, pero me gusta decirlo en alto). Durante el invierno, el cerebro tiende a ralentizarse y los niveles de energía disminuyen. Cambiar la comida te ayudará a eliminar algunas posibles intolerancias alimentarias, que suelen activarse al comer repetidamente las mismas cosas.

Dado que durante el invierno jugamos menos al aire libre y no recibimos suficiente luz solar, empezamos a carecer de un componente importante de la vida: la vitamina D. Es una buena idea comer alimentos que tengan niveles más altos de esta vitamina. Sin embargo, yo no optaría por los zumos, la leche o los alimentos «enriquecidos con vitamina D», ya que el cuerpo no la absorbe de la misma manera que las vitaminas biodisponibles de fuentes naturales.

Estas son las principales fuentes alimentarias de vitamina D:

  • Caballa
  • Aceite de hígado de bacalao
  • Salmón rojo
  • Sardinas
  • Lenguado
  • Hígado de ternera
  • Huevos

Otra opción muy sencilla es utilizar uno de nuestros multivitamínicos.

Ayudar a construir masa muscular magra

Lo mejor en este caso sería aumentar tu consumo de proteínas. Una forma de hacerlo es comiendo más carne. Prueba también tipos diferentes a los que estás acostumbrado. Lo mejor es la carne de caza silvestre como el venado, el jabalí y el bisonte -carne totalmente natural sin productos químicos ocultos y criada en la naturaleza sin antibióticos. No sólo te ayudará a ganar masa muscular para su «fase de aumento de volumen», sino que también te ayudará a mantenerse concentrado todo el día y a mantener su metabolismo por las nubes. Todos los aminoácidos también te ayudarán a vencer la tristeza del invierno y a mantener altos los niveles de energía.

Mantén tu metabolismo activo

Aumentar el volumen no significa que tengas que parecer la mascota hinchada de Michelin, para luego perder toda la grasa. Mantén los carbohidratos de bajo índice glucémico como de costumbre, pero aumenta tus carbohidratos por la noche. Tu cuerpo es más eficiente a la hora de procesar los carbohidratos por la noche, lo que hace que sea un buen momento para utilizar carbohidratos de alto índice glucémico como las patatas dulces, el arroz salvaje o las zanahorias. Si lo calculas eficientemente, esta comida es la mejor después de un gran entrenamiento de hipertrofia. La sincronización de los nutrientes es la mejor manera de hacerlo. La proteína y sus aminoácidos impulsarán tu metabolismo como ninguna otra cosa, pero los carbohidratos en el momento adecuado se asegurarán de que tengas la energía adecuada para la siguiente sesión de levantamiento.

Promueve una función cerebral saludable

Los síntomas de la depresión aparecen en esta época del año. La falta de sol y de calor hace que algunas personas sean vulnerables a pensamientos poco deseables y hace más difícil mantener la motivación. No es el momento de reducir las grasas. El cerebro necesita grasa para funcionar bien. Todas las fuentes de grasa son necesarias. Las grasas polisaturadas, monosaturadas y, aunque no lo creas, las saturadas, son el camino a seguir, especialmente en invierno. Las grasas saturadas afectan positivamente a la testosterona libre. Son de gran ayuda para el crecimiento muscular, la regeneración de los tejidos, el refuerzo del sistema inmunitario y la función sexual. Las mejores fuentes de grasas saturadas son el aceite de coco, la mantequilla orgánica, las carnes y los frutos secos.

Lo que sigue es una muy buena noticia para los consumidores habituales de omega 3. En su libro Know Your Fats, Mary Enig demostró que las grasas saturadas ayudan a retener más omega 3 en la célula y pueden facilitar su conversión en DHA, que es fundamental para la salud y el funcionamiento óptimos del cerebro en todas las etapas de la vida. Sin embargo, un exceso de grasas saturadas también puede ser perjudicial. Digamos que una cantidad razonable debería ser un tercio de la ingesta diaria de grasas.

Al final del camino, después del invierno llega la primavera. Planificarlo todo con antelación le ahorrará tiempo, aunque la planificación requiera tiempo. Tómate unos meses de descanso de tus hábitos dietéticos habituales probando este tipo de alimentos para ayudarte a pasar esos fríos y aburridos meses de invierno, y aprovéchalos en tu favor. Tu dieta de la fase de inclinación/verano te parecerá mucho más divertida e interesante ya que has hecho algo completamente diferente para salir de la misma rutina de pollo y arroz de culturismo.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Más artículos.

10 hábitos del buen deportista
culturismo

10 hábitos del buen deportista

Leer más
Maximiza el rendimiento con este entreno de alta intensidad
dieta

Maximiza el rendimiento con este entreno de alta intensidad

Leer más
El ABC del Culturismo: Entrenamiento, Nutrición y Psicología
dieta

El ABC del Culturismo: Entrenamiento, Nutrición y Psicología

Leer más
Los 10 entrenamientos de alto rendimiento que debes probar
culturismo

Los 10 entrenamientos de alto rendimiento que debes probar

Leer más
View More