¿Es la miel eficaz antes del entrenamiento?

¿Puede un sorbo de miel antes del entrenamiento ayudar a mejorar el rendimiento?

¿Es la miel eficaz antes del entrenamiento?

Los azúcares, que son un tipo de hidratos de carbono, se descomponen dentro de nuestro cuerpo para dar a las células la energía que necesitan. No solamente se descomponen para funcionar durante un día normal, sino también para proporcionar la energía necesaria para empujar a través de entrenamientos intensos. La miel es un azúcar natural (con vitaminas, minerales y enzimas) que puede darte una explosión de energía limpia.

Procesamiento

Aunque la miel puede proporcionar un impulso al levantar pesas o hacer cardio, es una combinación de fructosa (azúcar de la fruta) y glucosa (azúcar simple). La glucosa tiene un alto índice glucémico, lo que significa que se absorbe directamente en el torrente sanguíneo, por lo que tu energía aumentará y luego se desvanecerá, preparándote para un choque a mitad del entrenamiento.

Evidencia

Una investigación realizada por la Universidad de Baylor en 2007 demostró que comer miel antes de una sesión de 30 a 40 minutos de levantamiento de pesas ayudaba a mantener los niveles de glucosa en sangre mejor que otras fuentes de carbohidratos. Esto sugiere que la miel puede ser una fuente de energía relativamente más duradera para el cuerpo.

Un estudio publicado en la revista Strength and Conditioning Journal descubrió que la ingesta de miel antes y durante el ejercicio de resistencia puede proporcionar tanta energía extra como los geles deportivos elaborados con glucosa pura.

En comparación con la glucosa o la sacarosa (azúcar de mesa), la miel por sí sola no eleva tanto los niveles glucémicos y, si se toma a largo plazo, puede reducir el nivel de glucosa en ayunas. Esto se traduce en un sistema de suministro de energía más saludable y con mayor capacidad de respuesta.

Veredicto

La miel es una buena alternativa al agua azucarada o a los geles deportivos antes del entrenamiento para obtener un rápido aporte de energía. Sin embargo, aunque se encuentra en el extremo inferior del índice glucémico, puede provocar una caída eventual. Por lo tanto, es mejor consumir un poco cada 30 minutos más o menos durante las sesiones de entrenamiento más largas. (Prueba los palitos de miel o el agua de miel).

Sentencia

Antes de levantar pesas, mezcla la miel con un carbohidrato complejo, como la avena, o rocía un poco con alguna fruta para obtener un efecto más duradero.

También se ha demostrado que la miel es un gran alimento de recuperación después del entrenamiento, así que añade una cucharada a tu batido de proteínas.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.