Esto es POWERBUILDING

21 octubre, 2019

Sabemos que el Powerbuilding combina la fuerza o el powerlifting con la estética o el culturismo, pero realmente ¿Cuál es el objetivo del Powerbuilding? ¿Qué supone ser powerbuilder?

Bien, empecemos por la base, estos primeros párrafos tendrán el objetivo de introducirlos a aquellos que quieren iniciarse en este “movimiento” o aquellos que saben un poco de esto. Pero bueno, siempre es importante repasar conceptos y, por qué no, aprender algunos nuevos.

¿QUÉ ES Y QUE NO ES EL POWERBUILDING?

Primero, descartaremos aquellas “creencias” que tenemos acerca de qué es el Powerbuilding y que no son ciertas actualmente.

1. No podemos hablar de un deporte, porque no cuenta con un reglamento y porque no es practicado por un grupo significativo de personas.

2. Tampoco es un método de entrenamiento al no contar con unos principios básicos para esta modalidad de entrenamiento, sino que es un híbrido de powerlifting y culturismo.

Ahora bien, entonces ¿Qué es el Powerbuilding? Se trata de un movimiento que encontramos en auge hoy día en redes sociales, popularizado como cuentas como la nuestra @powerbuilding_oficial y atletas como Mike O Hearn, Stan Effedring y Larry Wheels, entre otros.

¿CÓMO SE COMPETIRIA EN ESTA MODALIDAD?

Dado que no hay ninguna federación vigente en la actualidad aun sería necesario sentar unas bases acerca de qué debería valorar la misma en caso de ser creada.

Existen dos posibilidades, por un lado estaría tener en cuenta:

a. Peso levantado en la competición de los tres básicos de powerlifting que, por si alguien no los conoce son el peso muerto, la sentadilla y el press banca.
b. Peso levantado en relación con el peso corporal.
c. Competición el mismo día (o días próximos) teniendo en cuenta la estética, proporción y definición atendiendo a categorías por altura.

Por otro lado, tendríamos la opción de dividir la temporada (un año) en dos fases:

1. Primera fase se compita fuerza según la fuerza en los tres básicos y el peso corporal.
2. Segunda fase de competición en culturismo según la altura.

De esta forma sería más fácil de prepararse y habría un poco más de flexibilidad. En este caso tendríamos que cumplir con algunos requisitos, como, por ejemplo, tener un mínimo de competiciones por fase al que presentarse y una serie de categorías en base al peso y/o altura).

Si bien esta segunda opción es más sencilla, no evidencia la necesidad de quedar una modalidad deportiva en si misma. Creemos que el Powerbuilding es un movimiento tan complejo y con tal seguimiento que merece una competición en si mismo, a pesar de que habría que planificar muy bien la temporada para llegar en buen punto físico y buen punto de fuerza.

PLANIFICAR, PROGRAMAR Y PERIODIZAR ¿SON LO MISMO?

Seguramente pienses que estos términos significan lo mismo, incluso yo lo pensaba hasta hace un tiempo, pero esto es un error.

Lo mejor es que definamos cada concepto para entender de que se trata cada uno y poder distinguirlos.

– Cuando hablamos de planificar nos referimos a establecer nuestros objetivos de manera global (por ej: que calendario competitivo tengo este año). Podíamos planificar por temporada, macrociclos, mesociclos, microciclos o sesiones de entrenamiento.

 – Cuando hablamos de programar nos referimos a organizar temporalmente todos los elemento que hemos tenido en cuenta en la planificación.

 – Por último, periodizar sería la fase donde se le da un sentido a todo lo que hemos programado  teniendo en cuenta variables clave del entrenamiento como son la frecuencia, la intensidad, el volumen, etc.

PERO, ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

Sabemos que nuestro objetivo es llegar a la competición en el mejor punto posible tanto a nivel estético como a nivel de fuerza para poder dar nuestro 100% en la tarima.

Para lograr un objetivo tan ambicioso es prácticamente obligatorio que planifiquemos la temporada. En primer lugar debemos evaluar nuestra situación actual (levantamientos, composición corporal) para, de este modo, poder establecer un objetivo “razonable”  e intentando  siempre ser realistas con nuestro día a día y no planificar algo que no podamos cumplir y que termine causándonos frustración.

La planificación debe contemplar la temporada, macrociclos, mesociclos, etc. Atendiendo a nuestras circunstancias personales.

Una vez que hemos establecido nuestro objetivo a nivel global, sería el momento de establecer un plan ¿Cómo lo conseguiremos?

El siguiente paso sería programar teniendo en cuenta datos de la autoevaluación, objetivos generales y objetivos temporales (objetivos establecidos por temporada, por ejemplo) y a partir de estos datos sería el momento de programar nuestros entrenamientos en base a los principios del entrenamiento con cargas.

Por último, una vez hemos dado un sentido temporal a todo aquello que programamos en base a la planificación sería el momento de agregar todas y cada una de las variables del entrenamiento mencionadas anteriormente a nuestro plan.

Directo al grano, el Powerbuilding es un objetivo ambicioso y complejo, por lo que sin una adecuada planificación es probable que fracasemos en nuestro objetivo.

Existen multitud de formas de periodizar la carga, de las cuales parece ser que la periodización ondulada (DUP) sería la mejor opción, ya que en una periodización lineal es mucho más factible que nos estanquemos y nos cueste recuperarnos para rendir al máximo. Sin embargo no es el fin de este artículo profundizar en este tema.

Simplemente queremos introducirlos un poco en la materia. Si quieres saber más acerca de cómo programar entrenamientos de Powerbuilding tenemos disponible un e-book con todas estas variables explicadas en profundidad y ejemplos prácticos. Al adquirir este e-book ayudas a que la plataforma siga creciendo y puedes adquirir nuevos conocimientos acerca de entrenamiento.

¡Muchas gracias por dedicar parte de tu tiempo a leer este artículo y nos vemos en los próximos, powerbuilders!

0

COMPARTIR EN: