Mensaje a mi yo de hace 10 años

John Jewett

Este artículo ha sido traducido y adaptado de otro de bodybuilding.com

En los últimos 10 años he adquirido conocimientos que me habrían ayudado mucho cuando me inicié en el culturismo (y en la vida). Si pudiera volver atrás en el tiempo, estos son los consejos que me daría a mí mismo.

Carta a mi yo más joven – por John Jewett

Acabas de obtener tu licenciatura. Bien hecho. Por fin has ganado confianza en tu capacidad académica. Tu trayectoria universitaria en el powerlifting también fue una gran hazaña y, ahora que está llegando a su fin, el culturismo ha despertado tu interés. Sé que tienes muchas preguntas sobre tu carrera, especialmente sobre si debes continuar tu educación y cómo puedes convertirte en culturista.

En última instancia, tendrás que tomar tus propias decisiones. Aunque te cueste mucho tomar una decisión, la mayoría de las veces tu primera reacción es la correcta, así que confía en tus instintos. En definitiva, acabarás en un gran lugar. No quiero cambiar tu rumbo, sólo quiero mejorar el viaje. Para ello, aquí tienes unos cuantos puntos clave que te ayudarán.

1. Establece objetivos más altos

Puede que tengas objetivos, pero a menudo no estás pensando en grande. No te metiste en el powerlifting con el objetivo de ser un gran levantador de pesas, pero luego sucedió. Quiero que te fijes grandes objetivos en todos los ámbitos de tu vida. Pueden ser una auténtica locura, pero piensa a lo grande. Escribe tus objetivos a cinco años para los negocios, la educación, el culturismo, las finanzas y la vida personal. Colócalos en la pared: debes verlos todos los días. Determinar los pasos que tienes que dar para alcanzar esos objetivos te ayudará a guiarte a corto plazo.

Además, no hagas lo de «no quedar en último lugar» en primer campeonato de culturismo. Tu objetivo debe ser dominar la competición. Tú puedes hacerlo.

2. Nunca te conformes; arriesga

La complacencia es la muerte, amigo. Hay cosas en tu vida que te están frenando en este momento. Remítete a lo que he dicho sobre el establecimiento de objetivos, y haz lo que sea necesario para alcanzarlos. No te conformes con la escuela conveniente o el trabajo conveniente. Tienes que ir a por lo que te haga salir de tu zona de confort. Eres muy bueno en la escuela y sé que disfrutas siendo un empollón. Busca el programa que te permita estudiar lo que te gusta y ve a por él.

3. Busca ayuda

Alcanzas un alto nivel y trabajas bien en solitario, pero este es también uno de tus puntos débiles. Necesitas a otros que desafíen tus creencias y te den una perspectiva diferente. Aunque leas todo lo que puedas sobre culturismo, obtendrás mejores resultados si cuentas con un entrenador. Puedes presupuestar un entrenador; obtendrás más valor de lo que crees. Busca a alguien que tenga una formación, que haya obtenido buenos resultados en el escenario competitivo y que haya obtenido resultados con sus atletas. Asegúrate de que este entrenador puede conseguir un atleta natural pelado, porque las drogas enmascaran una pobre capacidad de entrenamiento.

Para tu educación y tu carrera, ¡haz más voluntariado! Necesitas experimentar los trabajos que te interesan para saber cómo son en realidad. También necesitas encontrar un mentor del que puedas aprender.

4. Deja de ser Powerlifter

Vas a ser un culturista -tienes un don para ello- pero vas a tener que dejar de ser un powerlifter. Ya no se trata de mover el peso del punto A al punto B. Tienes que hacer cada repetición de gran calidad y centrar la tensión en el músculo que estás entrenando. No persigas el registro sin pensar en la forma. Me parece bien que te pongas a entrenar lo que sea ahora. Sigue, y como he dicho, mantén tu forma lo más estricta posible.

5. Sigue siendo funcional

Todavía estás en la etapa en la que tienes una buena función y movilidad. Si no sigues trabajando en estas áreas, las lesiones ocurrirán; es sólo cuestión de tiempo. ¿Recuerdas ese desgarro de los isquiotibiales que tuviste el año pasado? No volvamos a hacer algo así. He aquí algunos músculos que nunca se entrenan: los abdominales, el psoas, el glúteo medio, los aductores y el manguito de los rotadores. Fortalece siempre estas zonas y te ayudará mucho a ser fuerte y a no lesionarte. Además, y puede parecer una locura, pero quiero que aproveches esa clase de yoga a la que tienes acceso y vayas una vez a la semana.

6. Entrena tu cintura

Ya mencioné el entrenamiento de los abdominales, pero déjame repetir ese punto. Mientras que la estética abdominal no importaba en absoluto en el powerlifting, marca una gran diferencia en el culturismo. Déjate de la mentalidad de «los abdominales se hacen en la cocina». Entrena tus abdominales. Aprende a hacer un vacío abdominal. Practica eso y domínalo. Busca a Frank Zane para inspirarte en los abdominales.

7. Aprende a posar

La rutina de poses no pesa mucho en tu puntuación en la era actual del culturismo. Sé que ahora no te importa mucho: sólo quieres ponerte enorme y pelado. Lo entiendo. Sin embargo, tienes que aprender a presentarte en el escenario para parecer lo más grande posible. Busca a alguien con mucha experiencia para que te ayude a aprender a posar y te observe mientras lo haces. Posar es un arte y aprenderás a disfrutarlo, así que dedícale tiempo ahora.

8. Diversifica tu entrenamiento

Sé que te encanta el entrenamiento y la nutrición, pero necesitas diversificar y aprender otras cosas. Todos esos cursos que tomas y que no crees que sean útiles… bueno, lo serán. Toma algunos cursos de negocios y marketing y una clase de finanzas personales. Ya que quieres ser entrenador, estudia también cursos de psicología. Piensa en todos los aspectos de lo que necesitarías para hacer el trabajo de tus sueños.

Ya has encontrado una pasión en la vida, algo que muchos no tienen la suerte de hacer. Apuesta por esa pasión y no te contengas. Nunca te arrepentirás de vivir tu vida haciendo las cosas que te gustan.

John Jewett blanco y negro

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.