Por qué deberías comer vísceras

comer vísceras

¿Comer vísceras? La Dra. Gabrielle Lyon da consejos para empezar a consumir este grupo de alimentos tan olvidado.

Por qué deberías comer vísceras

Lo más probable es que hayas comido un montón de proteínas de origen animal a lo largo de tu viaje de fitness. Y lo más probable es que haya sido en forma de carne animal: pechugas de pollo, carne picada, bisonte, etc. ¿Pero ha pensado alguna vez en comer lo que hay dentro del animal? Aunque pueda parecer poco apetecible, escúchanos un momento.

Las vísceras, como el hígado de pollo o el corazón de ternera, son fuentes de alimentos ricos en nutrientes que se consumen desde hace muchos años.

«El hígado es como el oro nutricional», dice Gabrielle Lyon, doctora en medicina funcional especializada en medicina centrada en los músculos. «Tiene altas cantidades de hierro, vitamina A y zinc biodisponible. Esto es importante porque no sólo importa lo que consumes: lo que cuenta es lo que absorbes

Para los que no lo sepan, la biodisponibilidad se refiere a la cantidad de un macro o micronutriente que realmente puede absorber nuestro cuerpo. Este es uno de los problemas comunes de las proteínas vegetales: nuestro cuerpo sólo utiliza entre el 60 y el 80 por ciento de esas proteínas, dependiendo de la fuente, en comparación con el 90 por ciento o más de las proteínas animales.

comer vísceras

Nutrientes de algunos órganos

En otras palabras, con las vísceras se aprovecha más el dinero. Sólo en 100 gramos de hígado de ternera cocido se obtiene lo siguiente

  • Proteínas: 27 gramos
  • Vitamina B12: 1.386% de la IDR (ingesta diaria recomendada)
  • Cobre: 730% de la IDR
  • Vitamina A: 522% de la IDR
  • Riboflavina: 201% de la IDR
  • Niacina: 87% de la IDR
  • Vitamina B6: 51% de la IDR

Todo ello sólo te supondrá 175 calorías.

El corazón de vacuno es otra gran fuente de micronutrientes, concretamente con CoQ10. «Se ha demostrado que la CoQ10 reduce la presión arterial y mejora la salud de las arterias», dice Lyon.

Y los riñones son ricos en los micronutrientes selenio y vitamina B12, señala Lyon, ambos vitales para la salud celular general.

comer vísceras

Ah, y un mensaje para los ecologistas: un estudio realizado en 2019 en Alemania descubrió que si la gente comiera vísceras una o dos veces por semana, las emisiones de ganado y el número de animales que se matarían anualmente disminuirían. De hecho, los investigadores escribieron que la introducción de las carnes de órganos en las dietas de las personas proporciona «una tremenda oportunidad para alimentar de manera sostenible el planeta para el año 2050.»

Una razón más para comer con el corazón, o con el corazón de los animales. Ya sabes a qué nos referimos.

Formas de empezar a comer vísceras

Aunque entendemos que no te mueras de ganas de empezar a masticar unos riñones o un hígado; no suena tan apetitoso como un jugoso filete. Pero Lyon tiene algunos consejos para ti.

«Yo recomendaría cocinar el corazón de ternera en algo de carne picada», dice, «o los hígados de pollo en pollo picado». De esta manera, estás obteniendo todos los beneficios de la carne de órgano pero disfrutando de un sabor que te es familiar. En su Instagram, Lyon también recomienda la morcilla, aunque sabemos que eso no es tan extraño.

comer vísceras

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.