Suplementación para Powerbuilders

10 septiembre, 2019

En este artículo, hablaremos de la suplementación en Powerbuilding, estableciendo una clasificación acerca de aquella suplementación que posee mayor evidencia y podría darnos un plus en nuestros entrenamientos.

“Mi intención con este artículo es meramente informativo y educativo, bajo ningún concepto sustituye un consejo médico. Si decide consumir cualquier producto nombrado lo hace bajo su responsabilidad. También decir que los resultados obtenidos en los estudios que mencionaremos no deben considerarse como únicamente válidos y correctos, ya que como todo depende del sujeto y pueden variar.”

¿QUÉ ES LA SUPLEMENTACIÓN?

Suplemento es “aquella consecuencia que se agrega a una cosa para mejorarla o perfeccionarla”. Cuando hablamos de suplementación deportiva nos referimos a “productos alimenticios con fuentes concentradas de nutrientes u otras sustancias con efecto nutricional o fisiológico y cuyo fin es complementar la ingesta de tales nutrientes en la dieta normal”.

El Departamento de Nutrición Deportiva en el Instituto Australiano del Deporte (The Australian Institute of Sport: Sports Supplement Program, 2009) ha establecido una clasificación según los suplementos atendiendo a los siguientes criterios según los grupos:

1.-GRUPO: A – Aprobados
CATEGORÍA :
Evidencia científica validada
Beneficios potenciales individualizados
Educar al deportista y entrenadores para su uso correcto
Investigaciones específicas según el deporte para validar su uso
SUPLEMENTOS
Bebidas deportivas
Geles deportivos
Confitería Deportiva
Comida Líquida
Proteína de Soya
Barras Deportivas
Suplementos de Calcio
Suplementos de Hierro
Probióticos de apoyo inmunológico
Multivitamínicos/Minerales
Vitamina D
Bebidas de Reemplazo de Electrolitos
Cafeína
Creatina
Bicarbonato
β-alanina

Jugo de Remolacha/Nitratos

GRUPO: B – Bajo consideración
CATEGORÍA:
– No hay evidencia suficiente
– De interés o beneficios especiales
– Usados para investigación o como tratamiento clínico aprobado por un profesional
– Aprobación ética por un comité de investigación
SUPLEMENTOS
Antioxidantes C y E
– Carnitina
– HMB (β-hidroxi-β-metilbutirato)
– Aceites de Pescado
– Glucosamina
– Quercetina
– Curcumina
– Bayas Exóticas (Açai, Goji, etc.)
– Glutamina
– Otros polifenoles antioxidantes y antiinflamatorios

GRUPO : C – Limitadas pruebas de efecto beneficioso
CATEGORÍA:
-No hay evidencia
– Si se usan se deben conocer los riesgos, los sponsors deben dar normas de garantía y deben reportar a un médico
SUPLEMENTOS:
– Ribosa
– Lactaway
– Coenzima Q10
– Vitaminas usadas en otras situaciones que las resumidas en el Grupo A
– Ginseng
– Otras hierbas (Cordyceps, Rhodiola Rosea)
– Glucosamina

– Picolinato de Cromo
– Aguas Oxigenadas
– Aceites MCT (Medium-Chain Triglycerides) ZMA
– Inosina
– Piruvato
– El resto (si no se encuentra en cualquiera del grupo A o B probablemente deba estar aquí)

GRUPO: D – Suplementos prohibidos
CATEGORÍA:
Prohibidos (doping positivo)
SUPLEMENTOS:
a) Estimulantes:
– Efedrina
– Estricnina
– Sibutramina
– Metilhexanamina (DMAA)
– 1,3-dimetilbutilamina (DMBA)
– Otros estimulantes a base de hierbas
b) Prohormonas o elevadores de hormonas:
– DHEA
– Androstenediona
– 19-norandrostenediona
– 19-norandrostenediol
– Otras prohormonas
– Tribulus Terrestris y otros elevadores de testosterona
– Extracto de Raíz de Maca
c) Agonistas Beta-2-Adrenérgicos:
– Higenamina
d) Otros:
– Glicerol
– Calostro

¿REALMENTE ES IMPORTANTE?

La industria y el marketing en muchas ocasiones se anticipan a la ciencia, realizando campañas acerca de la suplementación muy llamativas para cualquier deportista. Exageran sus efectos potenciales como si fuesen a marcar una diferencia abismal y hasta en muchas ocasiones les atribuyen características y efectos que no poseen. De tal manera que elevan sus ventas a costa de aquellos sujetos desesperados que buscan conseguir su objetivo como sea, engañándolos como si simplemente por comprar dicho producto lo tuviera ya todo resuelto. Además, el mal uso por desinformación del suplemento en ocasiones hasta empeora la situación.

La realidad de todo esto es que la suplementación actúa como ayuda que suplementa a la dieta, pero en ningún caso la reemplaza. Antes de comprar un suplemento debemos de saber para qué lo necesitamos, si tiene evidencia científica, si se encuentra en la comida real, si ya parto de una alimentación adecuada …

Por tanto y respondiendo a la pregunta de si realmente es importante y necesario, DEPENDE: como todo en el mundo del entrenamiento y la nutrición depende de multitud de factores del sujeto. Habría que estudiar su contexto y ver si cumple con todos los requisitos. Además, si es cierto que conforme el atleta se vuelve más avanzado quizás cobre más importancia.

No obstante, debemos de recordar que la suplementación en caso de necesitarla constituye únicamente un 10 % aproximadamente del rendimiento si todo lo demás se cumple a la perfección. Por lo que podemos decir que dependiendo del sujeto será o no necesario, pero si no cumple las bases, jamás será necesario.

CASO PRÁCTICO

0

COMPARTIR EN: